Invasores de Nuestro Entorno

(Fuerteventura)

En Fuerteventura, el proyecto trabajará con distintas especies introducidas en el archipiélago, como la cotorra de Kramer (Psittacula krameri), la cotorra de Argentina (Myiopsitta monachus), la culebra real de California (Lampropeltis californiae) y la ardilla moruna (Atlantoxerus getulus), haciendo un especial hincapié en esta última. La cotorra de Kramer y la ardilla moruna suponen un enorme problema medioambiental en Fuerteventura, desconocidos en gran medida, tanto por la población local como por los turistas que visitan la isla cada año.

La cotorra de Kramer es un ave de tamaño mediano, de unos 43 centímetros, perteneciente a la familia de los loros (psitácidas). Presenta un pico rojizo corto en forma de gancho y plumaje verde amarillento.

Propia de África central (desde Mauritania hasta Somalia) y del sur de Asia (Pakistán, Nepal, India, Sri Lanka, Bangladesh, Myanmar y el sureste de China), es el ave exótica más extendida por Europa y Asia. La cotorra de Kramer no es un ave migratoria, aunque puede realizar algunos movimientos dependiendo de la disponibilidad de comida o de las cosechas. Su expansión no natural hacia otros países ha sido causada por los continuos escapes y sueltas deliberadas al tratarse de una especie que se ha comercializado tradicionalmente como mascota.

En Canarias está presente en Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, La Palma y Tenerife, siendo destacables las poblaciones presentes en estas tres últimas, donde se ha establecido en áreas urbanas con jardines y zonas agrícolas.

Se considera una especie invasora, al propagarse por el nuevo territorio a gran velocidad, causando daños ecológicos, socioeconómicos y sanitarios. Entre las especies vegetales a las que impacta se encuentran las palmeras, los plátanos (Platanus hybrida), álamo blanco (Populus alba) y el árbol del caucho (Coussapoa dealbata). Puede producir competencia con otras especies por el alimento, como el mirlo (Turdus merula) o la curruca capirotada (Sylvia atricapilla), o por los nidos. Además, puede ocasionar importantes daños a cultivos, como por ejemplo a las cosechas de arroz, maíz, o frutales. Finalmente, pueden transmitir enfermedades al hombre, como la psitacosis.

Por su parte, la ardilla moruna es un roedor procedente del norte de África que vive en colonias. En Canarias, se estima una población aproximada de 1.000.000 de individuos, donde más del 99% de la población se localiza en Fuerteventura. En Fuerteventura, ocupa todos los hábitats de la isla, siendo más favorables para la especie las zonas cercanas a cultivos, los barrancos y las áreas de malpaís.

Las ardillas llegaron a Fuerteventura en 1965 a manos de un vecino de Gran Tarajal, que trajo una pareja de la antigua colonia española de Sidi Ifni. El escape desafortunado de un individuo y la posterior liberación de otra, fueron el origen de la colonia establecida. Tres años más tarde, las ardillas se habían multiplicado y ocupaban una ladera cercana. Dar de comer a estos animales se había convertido en una de las atracciones de los vecinos de las poblaciones cercanas. En los años 70, la población de ardillas continuó creciendo como consecuencia de las translocaciones, medidas por el hombre a través de la liberación de ejemplares en nuevas localidades.

Entre sus principales impactos se sitúa la depredación de distintas especies vegetales nativas, moluscos terrestres y huevos de pequeñas aves. Además, actúa como dispersor de plantas introducidas y puede transmitir enfermedades al hombre.

En las islas de Gran Canaria y Lanzarote se han capturado varios ejemplares de ardilla moruna, evitando así el establecimiento de esta especie en estas islas. En la actualidad, todos los esfuerzos se centran en impedir que esta plaga se extienda al resto del archipiélago.

Se trabajará con 3 grupos de alumnos/as de 4º de Educación Secundaria Obligatoria y 1º de Bachillerato de centros de Fuerteventura. Se realizarán actividades relacionadas con las materias de Biología y Geología, Primera Lengua Extranjera, Tecnología de la Información y la Comunicación y Educación Plástica y Visual y Audiovisual.